domingo, 14 de diciembre de 2014

El "librepensamiento" y sus "verdades diferentes".


Esto me comentó una amiga mía: "Al final una "verdad diferente" termina siendo verdaderamente una mentira... Con la diferencia que el que la dice no considera que está mintiendo. No solo engaña a la otra persona, además a sí mismo, evitando sentir la culpa de ser un mentiroso".

Gran riesgo implica para la salud mental y psicológica de una persona, que otra persona venga con muy buena voluntad y la mejor de sus intenciones, y a una percepción engañosa que creyó como verdadera (este fenómeno se llama paralogismo), le diga "verdad".

Bueno, y yo, ante la asertividad de esta amiga, y haciendo uso de un poco de sarcasmo le respondí, solo para ponerle humor al momento, la misma trillada frase retórica que usan los "librepensadores" (que no son mas que caballitos de batalla de los autoengaños y carne de cañon de los engaños) para salvar su culo cada vez que predican o creen falsedades: "Ay pero que intolerante que eres con quienes piensan distinto a ti!".

Si fuera cierto que las "verdades diferentes" existen, entonces, cuáles serían las mentiras diferentes?
Pues no hay distinción entre ellas dos... :-)
XD

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada