domingo, 8 de febrero de 2015

The tasty Holy Shit.


Uno de los misterios de la vida aparte de si existe un dios, o si existen los fantasmas, o si el universo tiene límites, o si la energía tiene una forma natural específica, o si hay vida después de la muerte, etc, etc, etc... A mi me gustaría saber y entender como michi es que funciona el razonamiento de una persona "emocional", osea que piensa emocionalmente (que evalúa los sucesos y las definiciones según lo que vive emocionalmente, y según las sensaciones puramente emocionales, cuyas ideas originadas por consecuencia emocional da por ciertas solo porque "siente las emociones que le sirven de motivo", osea bajo parámetros propios de su metro cuadrado) y sin importar el grado de entendimiento que tenga de las cosas que evalúa, creyendo que eso es "razonar objetivamente" acerca de cosas importantes que no corresponden al metro cuadrado y que necesitan obsevación, análisis y entendimiento objetivos, haciendo posible incluso que exista la vulnerabilidad ante la manipulación emocional.

Me gustaría saber y entender eso, porque cuando muchas personas asi de provocables emocioinalmente y por ende manipulables demagogicamente se juntan, se genera fácil la distorsión del entendimiento, y este fenómeno hace posible que lo malo sea bueno y lo bueno malo, que lo inútil se considere útil y lo útil se vea como inútil, que la mediocridad sea el modelo a seguir y que lo realmente desrrollante sea menospreciado, etc, etc.

Es un problema pensar con las emociones, porque ni cuenta hay cuando existen los autoengaños por seducción incluso. La seducción solo sirve para atraer y cautivar, es el principio básico de la propaganda, la cual no sirve para para decir una verdad sobre algo sino para convencer al objetivo de que ese "algo" es conveniente, a través del agasajo a los sentidos, lo cual provoca emociones placenteras y gratas.

Que pasa si a la caca yo le digo "comida post procesada de manera natural, con un pasteurizado especial y con excipientes, conservantes y saborizantes"? Pues que eventualmente (y según la lógica del "libre pensamiento" y la política) y con el uso de suficiente propaganda acondicionante de conciencias, yo podría preparar al mercado, para venderle chocolates "diferentes" con sabor a frutas. Y lo que es peor, la gente al final se adaptaría a un sabor "nuevo" si es que el sabor está lo suficientemente disfrazado para ser aceptado sin arcadas. De a pocos también quizas podría evaluar la idea un producto saborizante que disfrace el sabor de la propia caca y neutralice los toxicos que hay en ella de manera fácil para poder consumirla, ya que asi fomentaría los valores del "reciclado" y la "ecología".

Usted sabe... Puras ideas "librepensadoras" y "progresistas".















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada