martes, 31 de marzo de 2015

Padres: Los entrenadores de la vida.


En la mañana, oí decir a Bomvallet por la radio que, un entrenador de fútbol infantil es como el "papá" en el fútbol, de los pequeños jugadores, y estos aprenden de él lo que es el fútbol, desde como llevar su aspecto hasta el como hacer fútbol.

Y quedé plop, pues porque es cierto. Y me pregunté ahi mismo: Si hasta para el fútbol es importante tener un buen entrenador para jugar bien, por mas talento que se tenga, como será en la vida real, respecto al entrenador de *cómo hacer la vida?*... Y bueno, al final resulta que también es importante. En ese momento sentí cierta tristeza, y también recordé lo que actualmente pasa acerca de la crisis sobre la definición de la figura familiar. Hay tanta confusión, tanto intento de redefinición, y solo para poder "hacer cuadrar caja" respecto a las consecuencias que de manera colectiva y bajo el disfraz de "cultura", cada persona decide sobre su propia vida.

Recordé este ya tan propagandeado y asqueante spot publicitario de "lo único que importa es el amor". Cada vez que oigo o leo esa frase tan mendiga, entiendo que: "cualquiera puede ser *entrenador de vida* aunque ni siquiera esté enterado de cómo vivirla lo mas funcionalmente posible, o lo menos disfuncionalmente posible según su situación personal". Pues practicamete, si en tu entorno dices tener "amor" o que haces las cosas "por amor", estas frases te sirven de salvo-conducto respecto a la licencia de poder armar o desarmar relaciones afectivas o la misma figura familiar como si fuera una cajita feliz de cualquier comida rápida.

Pero, será cierto esto? Será que solo el amor importa?

Si solo el amor importara, entonces por qué las personas dependemos de nuestras fijaciones estéticas y fetichistas, de la satisfacción de nuestras carencias emocionales, de las compatibilidades de ego (personalidad) y de ideas, y de otros factores mas que son puramente terrenales para poder establecer supuestamente "relaciones afectivas"? Hm?

Si supuestamente solo importara lo que la gente común y corriente llama como "amor", por qué para dar en adopción a un niño, es necesario que el matrimonio o la familia interesada demuestre cierto poder adquisitivo para cubrir necesidades básicas del menor? Osea básicamente lo que garantice su supervivencia sin mayores trajines? Hm?

Y si solo el amor importara, por qué entonces los problemas reales no se se solucionan con esa figura de "libre amor hippie" que se ha vendido tan ideológicamente como si fuera alguna "verdad verdadera"? (Ha sido pura mierda esto).

Y si solo el famoso amor importa, por qué supuestamente existe ese celebre fenómeno de "el amor acaba", cuando se anda bautizando como amor a cualquier cosa que uno quiera porque lo encuentra lindo? Hm?

Mediocridad, incompetencia e ineptitud.

Será que validando como "normales" a la mediocridad, la ineptitud y la incompetencia, en nombre de ese fraude llamado "igualdad" tanto de situaciones particulares familiares como de hombres y mujeres, dará como resultado algún tipo de evolución humana comprobable y tangible?

Hasta ahora después de haber conocido la noción del pópulo sobre estos temas que le gusta tanto cacarear (el amor, y el amor, y el amor y mas amor, tanto que ya da náuseas), solo he concluido que de amor entiende solo lo que la pasión, las emociones y los genitales le indiquen. Y en nombre de lo que el pópulo llama "amor" se está generando una **INvolución sin vuelta** respecto al tema de cómo vivir la vida, y lo peor es que el que menos, ahora, se llena la boca de amor, y mas encima **en nombre del amor**, y yo no se con que fin congruente. Osea se busca vomitar arcoiris a diestra y siniestra, y no se para qué. Es que acaso tan carentes estamos que necesitamos inventar placebos marca "amor"?

Ya me imagino las puteadas que un hincha le tiraría a un "jugador diferente", osea que no sabe jugar fútbol. Y peor aún las puteadas que toda una barra le tiraría al D.T. del equipo, si el equipo juega "diferentemente" osea, como las huevas. Acaso ahi, importará que el jugador entrene con amor si al final juega como las huevas, o que el D.T. dirija al equipo como las huevas pero muy "amorosamente"?.

Si en cuestiones de fútbol se necesitan realmente de buenos entrenadores para poder ver resultados obvios, por qué entonces en la vida real, que es muchísimo mas importante que el fútbol, todo se suele tomar con ligereza al momento de andar reconociendo verdades? y mas aún respecto a dar solución a esta crisis que involucra a la figura familiar? Pues resulta que ahora, alegóricamente hablando, cualquiera cree que porque sabe patear una pelota con amor ya sabe jugar fútbol... Vaya delirio!!! Y según eso exige respeto, porque según ese cualquiera, solo "juega diferente"... JA! A LA BANCA POR FRESCO HASTA QUE APRENDA A JUGAR!

A mi me da repulsión cada vez que observo ese tipo de delirios. Porque sé que en juego están nuevas personas que lo único que posiblemente aprenderán de esta clase de entrenadores, en vez de cosas que deban hacer en la vida, será mas bien todo lo que no deban hacer en la vida. Y eso, ni todo el supuesto "amor amoroso" que se chorree y se salpique en la cancha, tendrá la capacidad de subsanar.

Y claro, nunca falta quien se queja de las reglas... Bueno, será quizás porque no sabe hacer goles. Y ese es el que mas "amor" necesita salpicar para andar convenciendo al público de que con "amor" mágicamente sabe hacer lo que no sabe y entiende lo que no entiende. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada