sábado, 28 de marzo de 2015

Será posible "masticar tradicionalmente"???


Es tan impropio decir "familia tradicional" para referirse a una familia común y corriente... Acaso el discernimiento sobre "qué es lo mejor" para el desarrollo integral de un ser humano, sea como sea ese ser humano, es una cosa de tradiciones??. Esta figura semántica (la frase "diversidad familiar") fue creada para no ofender suceptibilidades ni bajos autoestimas, o algún problema personal de quien padezca algún tipo daño emocional por alguna carencia (todos podemos tener algún tipo de daño emocional, pero la vida no tiene por qué girar en torno a alguno como si fuera un eje, y mucho menos tenemos algún derecho para pedir que otras personas se ajusten a los daños emocionales personales a los que nos acostumbramos y en donde nos apoltronamos cómodamente solo porque no conocemos otra cosa).


Vaya... Si algún día inventan cápsulas que reemplacen las comidas, fácil que se usará la misma excusa para venderlas, el "masticar solo es una tradición" y no es necesario para la alimentación ni la nutrición... Asi, con una instauración de ese adoctrinamiento ideológico podríamos ser testigos de como en un par de generaciones se atrofian algunas capacidades esenciales humanas por simplemente castrar a la cultura natural que uno vive, de cosas importantes en la naturaleza funcional humana (como usar los dientes y musculos mandibulares, sin contar con los daños por jugos digestivos sin nada que disolver). Y fácil que a eso se le llamaría taradamente como "evolución" y "progresismo" pues es fácil engañar a alguien cuando está necesitado de plenitud por el gran vacío que carga.

A alguien se le ocurrió adjuntar el adjetivo de "tradicional" a la figura familiar, solo para poder dar cabida a otros adjetivos como si fueran igual de válidos, y resulta que de pronto y sin que nadie se diera cuenta, ese adjetivo pasa a ser una parte de la esencia explicativa de la figura familiar? Cómo un ser inteligente puede aceptar una treta manipuladora asi sin darse cuenta y sin chistar? Y resulta que ese adjetivo ya forma parte del lenguaje coloquial común y corriente?. Un absurdo.

Pasando a algo relacionado, este es un artículo que ví hace poco y que también transcribiré aqui por si el link deja de funcionar. En este arículo dos personas que son engendradas por fecundación in vitro describen su apoyo a Dolce y Gabbana por lo que dijeron acerca de lo que reconocen sobre la fecundación in vitro:

"Esta semana pasada se ha visto la indignación generada por los padres de niños creados en base a donantes y de la fertilización in vitro después de la ahora-infame entrevista de la revista Panorama realizadada a los diseñadores de moda Dolce & Gabbana, en donde Domenico Dolce proclamó, "Has nacido de una madre y un padre - o al menos así es como debe ser. Los llamo hijos de la química, niños sintéticos". Inmediatamente, Elton John abogó por un boicot a los productos de los diseñadores en represalia por la ofensiva percibida en contra de sus dos hijos, que fueron concebidos a través de una donante de óvulos y una madre sustituta.

Hablando como dos jóvenes mujeres concebidas por donantes, creadas gracias a las tecnologías reproductivas, nos sentimos una necesidad urgente de responder ... en apoyo de Dolce y Gabbana.

Los hijos de John fueron encargados en sociedad con su esposo, David Furnish, y aún no es de información pública qué hombre es el padre biológico, o si ambos lo son son y los niños no están completamete relacionados genéticamente. El hashtag #BoycottDolceGabbana así como #BoycottEltonJohn están en tendencia en Twitter, con una multitud de padres que defienden la FIV (fertilización in vitro) y sus muchos usuarios están publicando imágenes de lactantes con leyendas tales como "niños bonitos." (vease la foto en el artículo).

Es importante señalar, sin embargo, que los bebés, los niños pequeños, y todos estos seres "milagrosos" son demasiado jóvenes para protestar por sus propios medios. Nosotros sin embargo, ahora estamos en edad y en condiciones de hablar por nosotros mismos. "Sintético" de hecho es una descripción áspera e inexacta de nosotros como hijos nacidos por reproducción asistida por terceros. La elección de palabras de Dolce fue un error. Pero hay mucho de verdad subyacente en lo que dijo: "la vida [hace] tiene un flujo natural, hay cosas que no se deben cambiar." (Énfasis nuestro).

Nosotros, los concebidos no-tradicionalmente somos totalmente seres humanos con igual capacidad en todos los aspectos, no es menester cuestionar nuestra humanidad. No es nuestra individualidad, caso por caso, lo que humanamente debe ser discutible; más bien, es cómo valoramos los seres humanos en general lo que merece discusión. ¿Nadie ha preguntado a John cuanto fue lo que pagó al comprar a sus hijos? ¿Cuánto dinero fue el que él y Furnish pagaron a la madre genética y a la que prestó el útero hasta el nacimiento del niño, para comprar su ausencia y su invisibilidad?

Yo (Alana) recuerdo que cuando estaba en la escuela le dije a mi entonces mejor amiga la verdad sobre mi concepción. Cuando nuestra amistad se deshilachó, como las amistades adolescentes hacen, ella lanzó mi secreto como chisme invisible, silencioso, y tan venenoso como humos y de monóxido de carbono que me convertí en la "niña probeta". La etiqueta era humillante.

Posteriormente, en una clase de Inglés de la universidad estudiamos a "Un mundo feliz" (obra de Aldous Huxley), y de inmediato se convirtió en uno de mis obras favoritas de ficción, junto a "Gattaca". Lo que estábamos estudiando era esencialmente lo que significa el *ser* humano. Mi aula estaba ubicada en Cupertino, California, e incluso en mi entorno liberal, el profesor y los estudiantes prestaban atención a la advertencia de Huxley contra personas manufacturadas y de la naturaleza "anticuada" de las madres. La clase estaba enojada con la posibilidad de un tal mundo que sentían que estaban siendo amenazados en su humanidad y las relaciones más importantes (como el de sus madres y padres). El estruendo llegó a un punto en el que tenía que levantar la mano y hablar. Tenía 17 años de edad. Yo apenas me entendía a mí misma, y mucho menos entendía al mundo, y yo les dije simplemente a manera defensivamente, "yo fui concebida con tecnologías reproductivas."

La clase quedó en silencio por largo tiempo. Al final, un chico sentado junto a mí dijo solemnemente: "Bueno, parece ser como un ser humano, tal vez tan perfectamente bien que no debe ser tan histérica".

Soy en verdad un ser humano. Mi hígado, corazón, cabello y enzimas todos funcionan igual. He descubierto que es mi psicología la que es diferente y no del todo correcta, debido a mi concepción. No es una cuestión que se arregle médicamente; es un problema espiritual. Mi padre aceptó el dinero, y se comprometió a no tener nada que ver conmigo. Mi madre fue una maravilla y yo siempre la he amado profundamente, como ella me ha amado. Pero mi vida es una batalla contra el vacío dejado por la ausencia de mi padre, y una determinada discapacidad en la comprensión de la diferencia entre lo sagrado y comercial, la explotación y la cooperación. Esos tormentos para mí son muy superiores a cualquier estigma social o chismes momentáneamente dolorosos que he soportado de gente ignorante.

Para los niños cuya madre biológoca o genética está ausente por haber sido solo un encargado, existe la pregunta: "¿Dónde está mi madre?" Al igual que este joven autor de el proyecto: "El yo anónimo de nosotros":

"Tengo 14 años y vivo con mi padre. Él siempre me dijo que mi madre murió cuando yo era muy joven. Recientemente yo estaba revosando algunos archivos y descubrí que en realidad nací por una persona que donó su huevo y nací a través de una madre de alquiler en Virginia. Esto me llevó a pensar que mi padre nunca se casó. También estoy muy seguro de que mi padre nunca se casó porque descubrí que es gay. ¿Por qué mi papá escondió todo esto de mí?"

Implícitamente se indica en este comentario, que el padre del autor considera que una madre muerta es mejor y más saludable, que una donante de óvulos o madre sustituta.

Y yo (Hattie) he sufrido una experiencia muy similar; mi madre me informó de mi familia verdadera cuando tenía 14 años, y era, como se dice, algo irrevocable. El en ese entonces marido de mi madre, había esperado hasta que se divorciaron para permitir que ella me lo dijera, y la revelación de su no ser mi padre biológico aclaró la abrumadora cantidad de problemas entre nosotros. Para una multitud de razones, sus antecedentes, mi personalidad y creencias, nuestra falta de conexión: las cartas biológicas estaban echadas y en contra de que tengamos una relación padre-hija convencional, amorosa. Y no lo hicimos.

Una de las mayores tragedias de la concepción por donantes es la pérdida del sentido de pertenencia: a una familia, a una cultura. Esencialmente, uno se vuelve maleable como un niño. Uno anhela una casa. Me veo a mí misma yendo en muchas direcciones y haciendo cualquier cosa con el fin de encontrar una.

A través de la narración de otras personas concebidas por donantes y por la investigación científica relacionada con la reproducción de terceros y la genética, he descubierto que mi situación no es única, y ahora entiendo las explicaciones científicas de por qué mi padre social y yo hasta cierto punto fuimos incapaces de estar unidos. Es natural mi deseo de tener un padre, porque la evolución ha bendecido a los que garantizan una unión de este tipo con mejores tasas de supervivencia.

La ausencia de mi padre biológico es una realidad devastadora, una carga que hace que vaya como desnuda por toda mi existencia. Y ahora, sabiendo la verdad de mi concepción, cuando me acuerdo de mi pasado me acuerdo de todo lo que estaba ausente de él.

El equipo de Elton John, y los medios de comunicación que les rodean, parecen pensar que esta discusión es sobre padres homosexuales. El equipo de Dolce y Gabbana en cambio tratan de llamar la atención sobre los padres ausentes. Y para lo que debería ser el horror de millones, el equipo de Elton está promoviendo, literalmente, la obliteración [la obstrucción o cierre de un conducto o parte de un órgano de un ser vivo] de las futuras madres, y no a través de la difamación, pero si fingiendo que ni siquiera existen.

Dolce y Gabbana, por otro lado, han presentado recientemente dos campañas que celebran a las mujeres y a la maternidad. Y aunque este énfasis no tiene precedentes en el mundo de la moda, parece un homenaje más racional; estos hombres pasan horas diseñando prendas hechas específicamente para complementar el cuerpo de las mujeres; su práctica de medición y configuración están constantemente en la proximidad de una figura femenina. Mientras ajustan bustiers a los cuerpos de las mujeres reales de los últimos 30 años, quizás Stefano o Domenico consideran dentro de sí mismos "Hmm, me pregunto para qué mamá serán?"

"Soy siciliano y crecí en una familia tradicional, formada por una madre, un padre y sus hijos. Soy muy consciente de que hay otros tipos de familias y son tan legítimos como el que yo he conocido ", dice Dolce, tratando de calmar el alboroto contra él y su socio de negocios. Actualmente, la dinámica familiar que ha demostrado ser la más sana y de mayor éxito ha sido la "tradicional", la misma que Dolce conoció: Una madre, un padre, y la descendencia resultante de la unión sexual y social de los dos padres sexualmente gratuitos.

En el estudio "El nombre de mi papá es 'donante'", se encontró que,"En cuanto a los resultados preocupantes, incluso con los controles, los hijos de las parejas de lesbianas que utilizaron un donante de esperma para concebir aparece más del doble de probabilidades que los criados por sus padres biológicos de reportar lucha contra el abuso de sustancias", un resultado alarmante que muestra la realidad de criarse/desarrollarse sin ambos padres genéticos.

Algunos sugieren que gastar más dinero en fabricar niños significa que son más amados. "Nuestros hijos son definitivamente querídos", dicen.

"Al bebé no le importa nada sobre el dinero", dice la terapeuta matrimonial y familiar Nancy Verrier, en cuanto a las cuestiones relacionadas con la maternidad subrogada. "Eso no es lo que duele al bebé. El bebé se ve perjudicado por la separación, por la pérdida de esa madre que ya sabe que existe". Esta siempre presente -conciecia de pérdida- queda con la madre y el niño durante toda sus vidas. La naturaleza ha asegurado que las madres y los niños se unan entre sí, ya que es un rasgo necesario para nuestra supervivencia. Sin motivación para amar o cuidar instintivamente a su hijo, ¿por qué una madre protegería a sus hijos del peligro potencial? Ella no lo haría, y eso habría anunciado el fin de nuestra especie. Con esta conexión biológica de manera inmediata y significativa, ¿por qué la sociedad no vela por el mantenimiento de esa conexión como lo más imperativamente necesario?

Dolce y Gabbana son realistas, y su trabajo diario consume su tiempo con materias primas naturales. Ellos trabajan duro para entender las aplicaciones prácticas y las limitaciones de cosas tangibles como sedas, pieles, joyas, montantes. Como dueños de su arte, que saben lo que es posible y lo que es absurdo intentar. Ellos deben su éxito a su comprensión, aprecio y al honrar el cuerpo humano.

Crecer como alguien concebido por un donante, ha sido una gran lucha para cumplir con el mandamiento "Honra a tu madre y tu padre," porque para obedecer los deseos de uno de los padres tenemos que estar de acuerdo a la obliteración [el corte] de la otra figura parental. Alegamos y rogamos: honremos tanto nuestras madres y padres como esenciales e insustituibles.

Gracias, Domenico y Stefano, por su valentía."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada