domingo, 2 de noviembre de 2014

Retórica "librepensadora": "No juzgue mis ideas, solo mis actos".

video


En este video (un fragmento de la película "Botas de acero") se muestra el típico razonamiento "librepensador", de que las ideas no deben ser juzgadas sino solo los actos, y que debe existir una total libertad para el pensamiento (a veces creo que la sociedad no diferencia entre "libertad" y *estar fuera de la jaula* y por lo mismo se pisa la cola a cada rato y despues llora y se queja con dolor, pero bueno ese tema será para otra publicación).

Pues bueno, ante esto, tengo que decir que hasta ahora, ningún "librepensador" que no sea chamuyero ni enredador, ha podido responderme acerca de cuál es el límite ético para esa idea de "libertad de pensamiento" que tanto predica, y cuáles son los *parámetros funcionales objetivos* que trasciendan a lo que podría definirse como "relativismo cultural" (osea, lo que para el señor de la China es "bueno" para el señor de la luna puede ser "malo", y viceversa), que podrían dar algún tipo de esperanza cuando el conductor de "librepensamiento" con ruedas es un completo hijo de puta.

Alguno me ha dicho que "las leyes" ponen el límite, pero se sabe que lo legal no quiere decir justicia, asi que esa respuesta se va al papelero. Algún otro me dijo que "la educación" pone el límite, pero como se sabe que se confunde mucho la instrucción ideológica con la educación, y por eso existe un fenómeno de infestación de relativismo moral en la sociedad, y a la "educación" sofista (o mejor dicho adoctrinamiento sofista, o malcriamiento como se le lllamaba típicamente) o a la educación deficiente o a la educación inexistente, se les dice "educación diferente", esa respuesta también se va al papelero por ser obtusa y permisiva. Algún otro me dijo que la propia persona es la que tiene que ponerse los límites libremente, y esta respuesta sería la ideal, pero como esta respuesta es ingenuamente retórica, es como una hermosísima puta abriendose de piernas pero es portadora de VIH y uno sin condones, pues es sofística pura ya que así como está planteada, no distingue calidades éticas, y solo basta ser considerado "persona" para que te regalen autonomía e impunidad si puedes granjeartelas aún siendo un completo ignorante o indiferente ético (osea un poseedor del argumento retórico de "moral diferente" o "sentido común diferente"), y como tampoco se define cuales son los límites funcionales de la "libertad" de la que habla, esta respuesta también se va para el papelero por imprecisa y no discriminadora.

Y bueno a mi solo se me ocurre la reflexión básica y simple de la regla de oro:
"Trata a los demás como querrías que te trataran a ti (en su forma positiva/activa) o no hagas a los demás lo que no quieras que te hagan a ti (en su forma negativa/pasiva)", considerado claro, los matices, pues si tengo en frente a un "dictador" voy a intentar detenerlo aunque haya algún ingenuo que me diga que si lo detengo me estoy convirtiendo en "dictador del dictador", y por lo tanto en otro dictador, Ahi veré como detengo al dictador, y como le doy cachetadas mentales al ingenuo para que se deje de hablar tonteras "librepensadoramente" ingenuas.

Con cientos (y algunos miles) de años de historia a cuestas en el mundo, decir que no se puede discernir qué puede ser "malo" y qué puede ser "bueno", de manera objetiva y transversal, solo es flojera, comodidad y relativismo cagandose de miedo por el riesgo a perder algún poder de acción o alguna licencia de acción. Lo jodido es que siempre van a existir las debilidades y las "tentaciones", pero lo que importa al final es la actitud de uno mismo frente a ellas. Respecto a esto, Ortega y Gasset llegó a discernir lo siguiente: “Yo soy: yo y mi circunstancia, y si no la salvo a ella no me salvo yo”. Con esto se puede entender que la circunstancia (la realidad de uno mismo) no esta por delante de la actitud de uno, sino que uno tiene que estar al frente, como mínimo por instinto de conservación. Y mi entendimiento me dice que esto es objetivo, pues después, cuando existe la consecuencia, y al estar uno en frente de la ciscunstancia, es mejor ser abrazado por ella que arrollado. Y si es arrollado y uno muere, uno sabrá que se hizo lo que se tuvo que hacer (obviamente desapegado de ideologías y creencias ciegas e irreflexivas).

Por eso, el argumento que dá el neonazi de la peli en este fragmento, no es mas que conchesumadrismo mezclado con cinismo, relativismo total mezclado con ideología, altanería mezclada con cobardía, falacias lógicas mezcladas con conveniencias, ignorancia mezclada con idealismos disfuncionales, y fanatismo travestido de lealtad... Osea sofística.

No se puede juzgar un acto sin que haya un juicio también a las ideas elegidas deliberadamente y por voluntad propia y con total libertad (osea elegidas con lo que el idealismo ingenuo pretende apodar como "librepensamiento", siendo el albedrío una facultad humana normal que nadie puede quitarle a uno), pues las ideas dan forma a los pensamientos, y los pensamientos son los que promueven los actos, que a su vez desembocan en consecuencias, y estas dan paso a las conclusiones al respecto, y lo ideal es que estas conclusiones alimenten al sentido común, pero desgraciadamente como dicen por ahi "el sentido común es el menos común de los sentidos". Por eso, juzgar solo los actos y dejar de lado las "ideas" que los fomentaron, es como condenar políticamente y discursívamente las consecuencias pero dejar impune al autor intelectual de las consecuencias cuando son nefastas, dejando abiertas las puertas a mas consecuencias similares. Una total injusticia. Una idea disfuncional debe ser juzgada, pues casualmente una idea disfuncional es la que termina fomentando consecuencias y realidades disfuncionales si goza de impunidad, osea injusticia.

La tendencia a una educación funcional, reduce los tentaculos del "librepensamiento", Pues parametriza el encause de las ideas con bases lógicamente funcionales, y cuando uno hace uso de ellas, al final la "libertad de pensamiento" termina siendo encausada, lo cual requiere también un grado de responsabilidad aceptada por voluntad propia, para no terminar perdiendola (asi como el neonazi, que por "libre" quedó preso), y obviamente esta situación limita la "libertad" de acción. Y por ende, la "libertad", para pasar de una idea a una realidad tiene que no ser tan "libre", para poder seguir siendo libertad y no terminar degenerando a puro salvajismo.

A veces uno puede ser muy inteligente, por las capacidades intelectuales y cognitivas que se posee... Pero de nada sirven esas capacidades que solo llegan a ser herramientas, cuando a estas herramientas uno las convierte en armas, ya sea para jugar al tiro al blanco con otro ser o para jugar a la ruleta rusa. Si, se puede ser muy inteligente pero estar completamente estupidizado, y se nota cuando uno ve a alguien buscando argumentos muy inteligentes pero para justificar absurdos, asi como el neonazi preso de la peli. Asi como a cualquier sofista necio.

Casualmente, debido a esta retórica "librepensadora" del no juzgar las ideas sino solo los actos, el nazismo, bajo cualquiera de sus expresiones ideológicas, no se ha prohibido. Y por lo mismo puede incluso legalizarse democráticamente, asi como otras ideologías mas que actualmente se ve como ayudan a alienar el razonamiento y tergiveresar la percepción de la realidad de la gente gracias al "derecho de la libre expresión" mal utilizada propagandísticamente.

Alguien alguna vez me dijo ante este tipo de reflexiones cuestionadoras que: "son perspectivas, depende de como lo mires, es decisión de cada quien". Pero con ese tipo de respuestas es cuando se reconoce y se detecta la actitud relativista de todo aquel que utiliza la retórica del "librepensamiento" como un salvoconducto que otorga impunidad e incuestionabilidad a las ideas, pensamientos y actos disfuncionales. Y como siempre, cuando detecto intenciones codiciosas de permisividad detrás del argumento en todo aquel que usa ese salvoconducto para escurrirse del juicio por parte de terceros, ahi es cuando activo la alarma: "Librepensamiento" detected!!!!!!

Una pregunta:
A qué persona muy inteligente le podría interesar firmemente de que yo en mi ignorancia de lo que no conozco, pudiera yo verme y declararme como un "librepensador"?
Pues, la única respuesta que se me ocurre, es: Alguien que quiere controlarme a través de lo que yo llegue a creer, pues mi circunstancia es que seré alguien que no se da cuenta de que lo están seduciendo y entrampando con una ilusión, y por lo tanto puedo ser totalmente manipulable y conducible, mientras yo, en mi subjetividad estoy convencido de que soy un "Librepensador" y yo soy quien decido todo. Lindo eh?

:-)

No hay comentarios:

Publicar un comentario