viernes, 23 de enero de 2015

Las orejas "diferentes" de Pinocho.



Se imaginan a Pepe Grillo tolerando a Pinocho en su etapa librepensadora? Y las ganas que le darían de mandarlo a la chucha por weón? Pero pobrecito, el grillo estaba jodido y no podía, porque el hada lo había puesto de conciencia y sentido común del títere autómata, y por lo mismo estaba jodido, porque no se podía hacer el weón aunque quisiera, y mirar para el lado y dejar que el otro se joda por weón, ya que el Pepe inconcientemente sabía lo que Pinocho decidió ignorar concientemente. Eso es lo que le pasó al grillo por andar pasando cerca de un títere "libre" cuando una hada se puso a regalarle "derechos" con su ***varita mágica***.


Así empezó la ideologización de Pinocho:



Detalle: En esta parodia de ideologización y proselitismo ideológico, a Pinocho no le crece la nariz, porque no está mintiendo, sino todo lo contrario, le esta diciendo la verdad al Grillo... Pero ojo, no confundir, no le está diciendo la verdad del asunto que le cuenta, sino, lo que convencidamente en su ingenuidad llegó a considerar como "verdad" sin que lo sea, pues como está convencido de lo que por si mismo decidió creer, no se ha dado cuenta de que no se ha dado cuenta de que la ideología que está predicando, simplemente es a su vez una ideología inculcada en su ingenuidad y permisividad, y en su misma ingenuidad aún no se entera que una ideología no muestra las cosas como son, sino como cada adepto decide creerlas... Por lo mismo Pinocho llega a ser inocente en su ignorancia, pero su inocencia no le quita las orejas "diferentes" que le crecieron por andar creyendo "diferentadas", y le dan todo el caché que un par de orejas "diferentes" pueden dar. Y claro, su inocencia se le acaba cuando se entera de todo lo que no se dió cuenta en un principio, y ahi es cuando su inocencia pasa a ser responsabilidad, y por lo tanto él, pasa a ser imputable de responsabilidad.

Curiosidad: Pinocho fue publicado entre 1882 y 1883, osea hace un poco mas de 130 años. Y a pesar de tener mas de un siglo, la moraleja de su esencia sigue estando vigente, pues aunque los años pasen, las debilidades humanas no pasan de moda. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada